Un pisito en Ronda de Segovia, Madrid

Posted by admin in Blog, Obra construida | 0 Comments

3

nov

2011
Un pisito en Ronda de Segovia, Madrid

Daniel y Nieves heredaron hace unos años una casa en la Ronda de Segovia de Madrid. La tuvieron cerrada bastante tiempo a la espera de poder ahorrar un dinero para reformarla completamente debido a que se encontraba bastante deteriorada y obsoleta en cuanto instalaciones.

Se pusieron en contacto con nosotros explicándonos detalladamente el caso y cuáles eran sus primeras intenciones para que la analizásemos y les diésemos ideas: se trataba de una vivienda en un edificio con corredor interior, con acceso desde el interior de la finca, techos muy altos, patio interior de luces/ventilación y vistas a la calle principal sólo en una parte pequeña de la vivienda. Había estado mucho tiempo cerrada y hacía aún más años que no se realizaba ningún tipo de actuación.

                                                                                
Al ser una vivienda de pequeñas dimensiones, pasante entre dos fachadas y muy compartimentada presentaba los siguientes problemas globales que les propusimos resolver:
-          Las estancias de mayor uso, como el salón y la salita, eran muy pequeñas, teniendo además armarios y mobiliario que restaban mucho espacio y aprovechamiento.
-          El resto de estancias estaban muy fragmentadas y ocupadas por muchos armarios que dificultaban su uso.
-          Por la disposición de las estancias se generaba un pasillo muy largo y oscuro, en donde daban un montón de estancias que no se utilizaban habitualmente debido a las condiciones de iluminación.
-          Al ser una vivienda corredor, la puerta de acceso daba directamente al exterior, por lo que resultaba un foco de aire frío/caliente y suciedad.
De igual modo les analizamos los inconvenientes que tenían cada una de las estancias actuales tal y como se encontraban para poder darlas la vuelta y decidir qué era lo más conveniente hacer con ellas:
-          El dormitorio principal ocupa un sitio privilegiado: al estar ubicado junto a la fachada principal disfrutaría de las mejores vistas de la casa, pero al ser tan estrecho no se utilizaba nada más que para dormir, por lo que estaba totalmente desaprovechado.
-          El baño, además de obsoleto, era excesivamente estrecho, de tal modo que era muy difícil aprovecharlo simultáneamente entre varias personas.
-          La cocina debía reformarse tanto en su distribución como en su equipamiento.
-   El dormitorio secundario, con única ventana de iluminación a patio, está muy desaprovechado, con dos líneas de armarios que oscurecen por completo la habitación y evitan cualquier otro uso que no sea el de “trastero”.
-          El salón-comedor situado junto a la calle principal, debido a su reducido tamaño, está ocupado casi en su totalidad por la mesa de comedor, dificultando su uso para cualquier otra cosa.
-          El estar situado junto al corredor y la entrada se encuentra mal distribuido, además de ocupado por una cama muy alta que impide sentarse frente al televisor a más de una persona.
Con este análisis les propusimos darle por completo la vuelta al concepto de la casa: pasar de una distribución totalmente fragmentada a una totalmente abierta con una zona continua de almacenamiento, a modo de frente continuo donde estén compactados el mayor número de elementos (servidores del resto de la casa), e incluyendo la cocina y el baño para dejarlos totalmente ocultos.
                                                                           
Así, y con este esquema, les propusimos una organización de la casa estructurada en estos puntos esenciales:
-          Máximo espacio diáfano posible para dar la mayor sensación de amplitud y para conseguir llegar la luz natural a todas las estancias.
-          Espacio servidor compactado, con un estudio del aprovechamiento y los detalles exhaustivo para poder exprimir el espacio al máximo. En él se esconderían la cocina, el baño, los armarios, radiadores, aire acondicionado, etc. Aprovecharíamos la altura del piso actual para colocar dos grandes maleteros (a modo de trasteros en altura) sobre la cocina y el baño además de los que resultaban sobre el resto de armarios.
-          El estar principal lo trasladaríamos al norte para poder disfrutar de las vistas, colocando unas ventanas con un aislamiento acústico mayor de lo habitual.
-          El dormitorio se ubicaría en el sur, junto al corredor, para así aislarlo del ruido de la calle principal. Podría mantenerse abierto al resto de la casa y cuando quisiesen independizarlo del resto a través de un sistema de cortinas acústicas que se esconderían también en el interior de los armarios.
-          La cocina mantendría aproximadamente su ubicación actual, junto al patio, redistribuyéndola para sacar un pequeño espacio para comer dentro de ella, mientras que el baño ampliaría sus dimensiones y se separaría por zonas mediante mamparas paralelas para que pueda ser utilizado por varias personas cómodamente al mismo tiempo.
-          El acceso se haría ahora a través de un pequeño recibidor de vidrio translúcido para evitar el paso del aire frío/caliente y de la suciedad pero preservando a la vez la intimidad de la casa.
                                                                            
Esta propuesta les gustó mucho inicialmente. Tras pensarlo durante unos días nos propusieron que pensásemos una variante, manteniendo misma idea anterior, ya que pensaban que si algún día tenía un hijo, querían tener la posibilidad de adaptar sin muchas obras la casa a las nuevas necesidades.
Con esta premisa nos pusimos a trabajar de nuevo y les propusimos lo siguiente:
-          Mantendríamos tal cual la estructura de espacio diáfano frente a espacio compactado para mantener la transparencia, luminosidad y amplitud de la casa e introduciríamos junto al dormitorio un tabique oblicuo de vidrio translúcido que a la vez que servía para independizar dos estancias mantenía todo el espíritu anterior. Propusimos esta geometría oblicua en este tabique después de estudiar todas las posibilidades y ver que era la óptima para aprovechar de manera más efectiva el espacio. Este nuevo cuarto, contenía espacio suficiente para ser ahora un espacio de trabajo con un sofá y mesa para en un futuro poder llegar a instalar una litera. Este tabique separador contenía en una pequeña parte una zona opaca pensada para poder colgar una televisión e independizar ligeramente un dormitorio de otro. Entorno a todo el tabique separador se colocaría un sistema de cortinas que podrían en cualquier momento evitar el paso de luz de una estancia a otra por cualquiera de los lados.
-          Se reestudió en este momento todo el espacio contenido para optimizar aún mejor su espacio y adaptándolo estas nuevas necesidades, introduciendo, entre otras cosas, puertas correderas que no invadiesen más de lo necesario el escaso espacio disponible.
                                                                            


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Tengounprimoarquitecto © 2010. Todos los derechos reservados.