un capricho en montejo de la sierra

Posted by primoarquitecto in Blog, Construcción, Reformas | 0 Comments

30

may

2012
un capricho en montejo de la sierra

Carmen vive en Montejo de la sierra, un pueblo de Madrid, nos escribe porque tiene una preciosa parcela donde le gustaría construir un fantástico restaurante y una bonita casa, pero no está segura de sus bocetos.

Como veis en las fotos, Montejo de la sierra es un pueblo rústico y típico de la sierra, con sus construcciones en piedra y rodeado de mucha naturaleza y paz.
Su parcela esta definida por dos calles, Norte y Sur, y por una vivienda medianera.
Es un enclave muy bonito, con buenas vistas, ligeramente inclinado, y con arboles que les gustaría mantener.

Vistas desde la calle Norte

Vistas de la parcela

Vistas desde la calle Sur

Son tres en la familia, la pareja y un hijo de trece años. Cuando piensan en cómo quieren la casa, coinciden en que la cocina tiene que ser grande, con una isla y con espacio suficiente para invitar a los amigos y poder cocinar sin estorbos, un comedor grande y unido a la cocina. Todo ello con grandes ventanales al exterior menos en la cara norte. Por otro lado quieren  una habitación principal, otra de invitados y un cuarto de baño en la planta baja.

Como aun les sobra espacio les gustaría proyectar un pequeño apartamento para su hijo en la primera planta consistente en un dormitorio y un espacio de descanso, sin cocina.

Estos son los bocetos que nos manda Carmen.
La primera planta es la semisótano,  soterrada por la diferencia de cotas de su parcela, en ella, le gustaría montar un restaurante, con zona de bar, barra, cocina, almacenaje…
Para iluminarlo ha pensado en un patio ingles y unas pequeñas aberturas en la calle Sur.

La planta baja es parte de la vivienda, se accede por calle Norte, y en ella están las estancias principales de la casa, además de un bonita terraza donde hay un frondoso árbol que no le gustaría tener que talar.
Pero se ha encontrado con un problema, no le gusta nada su escalera y por más vueltas que le da no sabe como encajarla.

En la planta de arriba han diseñado un apartamento para su hijo, pero si cambian la ubicación de la escalera, no se imaginan que distribución les quedaría.

Nos parece un proyecto muy atractivo y, aunque no solemos contestar dudas de esta envergadura en la web, nos hemos animado a desarrollarlo. Vamos a comparar las deficiencias que veía Carmen con nuestras propuestas.
En general el proyecto de Carmen está muy bien, pero necesita una nueva reestructuración para sacarle todo el partido a los metros, que por ley, le dejan construir.

Para el restaurante, en la planta semisótano, creemos que las decisiones tomadas son muy buenas.
En cuanto a la iluminación hemos escogido la misma opción, depurando un poco las lineas, proyectando un patio ingles y unas aberturas a la calle Sur, esto le dará un ambiente tenue y acogedor, además de ser silencioso.
Creemos que con la amplitud del local hacía falta un poco más de espacio en la zona de cocinas y de barra, así como en todas las dotaciones exigibles por la normativa de bares restaurantes: aseos por sexos y adaptado, aseo de personal, almacenes, cuarto de basuras, itinerario accesible, cocinas…

Para la planta de acceso hemos hecho cambios, que parecen imperceptibles, pero que ayudan mucho a la relación de los espacios.
En el proyecto de Carmen se puede apreciar que no existe una continuidad estructural entre la parte de vivienda y la parte de local, por lo que, además de que a Carmen no le gusta, hemos modificado la escalera.
La nueva escalera se ha diseñado perimetral, apoyada en un muro de carga, habiendo continuidad en el sótano para soportar las cargas.
Desde el punto de vista estructural, la casa ahora apoya en un muro de carga que la cruza y crea además un pasillo distribuidor de estancias, de esta manera, no existe una circulación por el salón, como ocurría en los planos originales.
La cocina se plantea abierta y de grande dimensiones, con una isla que a su vez hace de mesa desplegable para muchos comensales.
Con esta nueva organización saldría un cuarto principal con baño propio, un estudio que valdría de cuarto de invitados, y un aseo para visitas.

En la planta primera se proyecta un apartamento abierto al salón, de doble altura, con un espacio de estar, un cuarto principal, otro secundario y un baño compartido.

Para el exterior, hemos respetado el árbol de la entrada, que le dará protagonismo a las vistas desde el salón, y creamos dos aterrazados, uno alineado a los muros de la casa y otro que desemboca al jardín.

Nos ha gustado mucho este reto, y esperamos que Carmen y su familia se decidan por esta opción, puede quedar un hogar cómodo y bonito. Creemos que las casas modernas y funcionales no están reñidas con la arquitectura vernácula por lo que nosotros nos la imaginamos con muros de piedra, jardines frescos y frondosos e interiores muy luminosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Tengounprimoarquitecto © 2010. Todos los derechos reservados.