Hormigon arquitectonico, casas prefabricadas

Posted by admin in Blog, Construcción | 1 Comment

15

mar

2011
Antonio nos pregunta sobre construcciones que nos permitan reducir costes:

Hola, me encanta vuestra pagina y pienso que es de mucha utilidad para personas que como yo, no tenemos a quien consultar ciertas dudas. Ahí va la mía…

Soy propietario de una parcela calificada como suelo urbano, y me gustaría hacerme una casita. Me gustaría que fuese algo barato y que no implicase mucha obra. He consultado algo en construcción modular, pero lo que me ha gustado de verdad son los paneles de hormigón arquitectónico. ¿Me los recomendáis para una vivienda unifamiliar? ¿Es caro construir así? ¿Ventajas y desventajas?. Muchas gracias por vuestra atención y un saludo.-

Hola Antonio, y antes de nada, decide la casa en la que quieras vivir sin escamotear en lo fundamental, que es la calidad constructiva de tu hogar. Lo fundamental es que esté bien pensada y construida. Si en algo hay que ser mirados, eso pueden ser los muebles que son más fáciles de cambiar y más baratos.

Partamos de la diferenciación entre modular, prefabricado y junta seca. Por modular se entiende aquella arquitectura que está compuesta de la unión de módulos estandarizados, los cuales, a su vez, pueden estar formados por elementos también estandarizados, en plan “habitación comedor con fachada a jardín”, por poner un ejemplo.

El prefabricado consiste en la fabricación de una casa o sus componentes en un taller, y montados en la obra, en plan mueble IKEA, que te lo montan en el solar.

Y luego está la junta seca, que es la denominación técnica para la construcción con tornillería o soldadura. Para entendernos, un mecano a lo grande.

Hacemos estas aclaraciones, porque como en la vida, de la combinación de estos elementos, salen distintas ensaladas. Pueden ir juntos, separados, o ser pareja de hecho. Según lo que nos cuentas has estado mirando cosas modulares, pero tú puedes decidir cuáles son los módulos que más se adaptan a tus necesidades y al tamaño y características de tu parcela (orientación, vecinos majos o invasivos…) y a tus gustos- a un danés le da lo mismo que le vean salir de la ducha vestido de Adán y a un español, igual no. Como habrás de contratar a un arquitecto para el proyecto, podéis hacer que la casa sea modular, prefabricada y de junta seca. Así todo de golpe parece el título de un marquesado, pero no es más que la suma de lo que te ronda por la cabeza. Por ejemplo, el Guggenheim de Bilbao, buena parte es prefabricado, pero no modular.

Este edificio, aúna las tres condiciones.

Nos comentas que quieres gastarte poco dinero y no hacer mucha obra. Bueno, esto es complicado, te digan lo que te digan. Toda construcción, por muy industrializada y estandarizada que esté requiere unos procesos que llevan su tiempo. Bien es cierto, que con el sistema que te gusta, es más rápido porque sólo hay que ensamblar en obra, y eso acorta mucho los tiempos. Pero la fase de taller lleva también su proceso aunque sea más corto en el cómputo global que una obra convencional. El proceso de diseño, también es más laborioso si lo que quieres es una modulación para ti y para las condiciones específicas de la parcela. Si lo que de verdad te gusta, como nos comentas, es el hormigón arquitectónico, eso se puede acoplar a una estructura convencional como cerramiento. Ahí eliges el tipo de panel que te guste y te convenga (de aislamiento térmico, acústico y contra el fuego) con el acabado que prefieras.

Nos preguntas por las ventajas y desventajas de una construcción modular, y prefabricada.

Desde el proyecto hasta que te dan las llaves.

Ventajas:

Ejecución en menos tiempo que una obra convencional.

Precio más económico por el menor tiempo de “estar de obras”.

Ahorro en materiales desperdiciados.

Limpieza.

Mayor control del proceso.

Desventajas:

Mayor tiempo de proceso de proyecto.

Mano de obra más especializada.

Como ves, todo tiene sus pros y sus contras que debes evaluar y tener en cuenta para la casa que quieres. Desde aquí te recomendamos que elijas lo que elijas, lo hagas convencido por ti mismo con la ayuda del profesional al que te encomiendes, decidiendo entre los dos lo que sea mejor para ti y para la parcela. Por supuesto, la construcción prefabricada, modular y/o de junta seca, son un proceso constructivo más y sirve perfectamente para construir tu casa para ti y tu familia. Desde aquí te recomendamos un libro sobre casas prefabricadas que podrán despejar tus dudas y quizá abrirte nuevas puertas en cuanto a las posibilidades de la cosntrucción industrializada. “Casas Prefabricadas” de la editorial Evergreen,. Esperamos haberte sido de ayuda y aquí nos tienes para lo que necesites.

Un cordial saludo y mantennos informados del proceso de tu futura casa en la que esperamos que seas muy feliz.

Miedo a las grietas

Posted by admin in Blog, Construcción | 4 Comments

23

feb

2011
Elena se ha asustado al ver pequeñas fisuras en su nuevo piso viejo, así que nos escribe para tranquilizar sus miedos:
Hola,
Os escribo porque hemos comprado un piso de una casa construida en 1952 en el centro de Madrid. El piso tuvo una ITE negativa por problemas de estructura, en su momento hablamos con el arquitecto que lleva el proyecto de ITE que nos comentó que ya estaba solucionado y nos dijo lo siguiente:
“Al respecto de lo que indica de su intención de compra, indicarle que el edificio en su día sufrió un problema derivado de una inadecuación de la cimentación al terreno de apoyo, problema que era desde el inicio de la construcción. Este problema fue subsanado en la primera fase de la intervención realizada por nosotros en el edificio, y que consistió en recalzar el edificio mediante inyecciones armadas actuando en la totalidad de la cimentación. El tratamiento ha resultado totalmente efectivo, puesto que los movimientos se paralizaron, y desde la finalización de las obras de esa fase ( han pasado casi dos años), no se ha producido ningún nuevo movimiento de este origen. El edificio es seguro desde la actuación realizada.”
Con esta información nos decidimos por la compra y lo hemos reformado entero. Llevamos 4 meses viviendo allí y hemos visto que nos ha salido unas fisuras (son más finas que el ancho de un pelo, finísimo, casi imperceptible) en la pintura de debajo de un par de ventanas y en un tabique interior y nos hemos asustado. La pregunta que se nos plantea es si este tipo de intervenciones de recalce del edificio mediante inyecciones armadas actuando en la totalidad de la cimentación son durables y si hicimos bien comprando esta casa.
Como información añadida diré que la casa tiene grietas sobre todo en las fachadas de los patios interiores y ahora tenemos que arreglarlos una vez que se arregló el tema de la estructura, pero al ver estas pequeñas fisuras nos hemos preocupado.
Muchas gracias!
Lo primero, enhorabuena por tener casa. Os preocupa que os hayan aparecido fisuras, pero teniendo en cuenta que la obra está recién terminada, es normal que aparezcan este tipo de cosas, y más en los planos de fachada, puesto que son las que soportan la diferencia de temperatura y humedad entre el interior y el exterior. Las ventanas son huecos en el muro, y ahí se pueden producir también condensaciones, aparte de los movimientos típicos de apertura y cierre de la ventana, que aunque sea una tontería, produce vibraciones que pueden hacer que aparezcan estas fisuritas, que son de acabado, y por lo pronto, no son graves ni mucho menos. Si estas fisuras pasasen a la categoría de grietas, lo veríais en seguida puesto que una grieta es aquella fisura que ocupa toda la anchura del elemento (fachada, pilar, viga) con unas características propias…vamos, que puedes ver a través de ella. Por estos motivos, no os tenéis que preocupar en ese aspecto.
Estáis preocupados por la situación de la estructura del edificio en general. Bien, vamos a desglosarlo, explicándoos los pasos que se siguen respecto a una ITE, con vuestro caso en particular.
El primer paso es la elaboración de la ITE, que al salir negativa, se tuvieron que tomar las medidas oportunas para conseguir la estabilidad e idoneidad estructural del edificio. Por lo que según decís consistió en la consolidación y adecuación de la cimentación al terreno. Una vez realizada esta operación, el edificio tiene que volver a pasar la ITE. El arquitecto que os dio esa respuesta os dijo que fue positiva, lo que supone que el edificio ya no tiene ninguna deficiencia por lo que es seguro desde el momento en que pasó el proceso de la ITE. De haber seguido habiendo problemas, se tendrían que haber solventado, y así hasta conseguir una ITE favorable.
Estas operaciones de consolidación estructural tienen que pasar varios filtros para conseguir el aprobado administrativo, tales como, en vuestro caso, el Colegio de Arquitectos, el Ayuntamiento, la Aseguradora, el arquitecto que lo firma, la constructora, en fin, que existe mucha gente involucrada en un proceso constructivo, cada cual con sus responsabilidades juridico-legales. Por otra parte, os preocupa este tipo de operaciones, que no dejan de ser una rehabilitación como pueda ser la de una catedral, a otro nivel, pero de la misma seriedad proyectual y constructiva. Por esto os decimos que la actuación, si ha seguido los pasos requeridos (y así ha debido ser puesto que tiene una ITE favorable), es segura. Posteriormente a este tipo de intervención por seguridad y hasta tener la certeza de que dicha operación ha tenido éxito, se colocan unos testigos para hacer un seguimiento de las grietas. Estos testigos son unas pajaritas de cemento, que si se rompen, es que el edificio todavia es inestable. Las grietas que existen en las fachadas son las que sirven de “termómetro” del edificio, las que dan una primera pista de lo que le está ocurriendo, por lo que seguramente sean las grietas que aparecieron en su día antes de asegurar la cimentación. Por eso el arquitecto a quien preguntasteis sabe que no ha habido posteriores movimientos, porque si esos testigos se hubieran roto habría sido necesaria otra intervención, que no ha tenido lugar según el arquitecto, por lo que vuestra compra fue segura.
Esperamos haberos servido de ayuda!

Estructura de Madera

Posted by admin in Blog, Construcción | 2 Comments

15

feb

2011

Esta semana hemos recibido una duda de un preocupado Antonio:

Buenas tardes, estoy comprando piso y he visto uno que fue construido en 1890 en el centro de Madrid. Me surgen dudas sobre como puede estar la estructura del edificio aunque a simple vista tiene buena pinta. ¿Qué debería hacer para tratar de asegurarme que está en perfectas condiciones? ¿sabéis si la estructura puede ser de madera? (me han comentado que si es de madera,es muy arriesgado comprarlo)
Muchas gracias y un saludo.
Esperemos que te tranquilice nuestra respuesta:
Si está construido en 1890, es de madera casi seguro al 100 %. Obviamente sin verlo, es complicado. Comprar una casa antigua es arriesgado tanto si es de madera como si es de hormigón. Es más, entre una casa de madera y otra de hormigón de principios de siglo (en Madrid el primer edificio de hormigón armado fue el Hotel Palace (1912), casi que me quedaría con el de madera. Si ésta no sufre de ninguna lesión, su capacidad de resistencia es de unos 400 años limpios, la del hormigón armado… es experimental. (Ahí tienes catedrales con la techumbre de madera desde hace centenas de años). Otra opción es que la estructura sea de acero. Te cito unos apuntes de un libro, que quizá ayude a ahuyentar tus miedos sobre la madera:
[...] el material de construcción más utilizado hasta que a finales del s. XIX empezó a quedar desbancada como material estructural por el hormigón y el acero debido fundamentalmente a tres razones: su menor capacidad mecánica, su aparente falta de durabilidad y la peor garantía que ofrece frente a los segundos por la inexistencia de control en su proceso natural de fabricación, en el que no puede intervenir el hombre.
De la menor capacidad mecánica de la madera hay que decir que, a igualdad de peso, la madera tiene una capacidad resistente mayor que la del acero y mucho mayor que la del hormigón.” (1)
Bueno, después de esto, es relativamente fácil comprobar el estado del edificio. Con esa antigüedad, ha tenido que pasar sí o sí una ITE, la ITV de los edificios, de manera que debería estar todo en orden. Antes de comprar, pide este tipo de información:
1. Estado de las cimentaciones. (En esa época solían ser troncos de madera, o rellenos bajo los muros. Estado y si han sido intervenidas.
2. Estado de los muros de carga. Que éstos mantengan su solidez estructural ni estén afectados por alguna lesión o que por el paso del tiempo, se hayan movido mucho.
3. Estado de los forjados. Los forjados antiguos de madera, si están bien aguantan mucho. Afortunadamente, la madera es flexible así que antes de colapsar en un gran “crack“, se comban mucho. Eso lo puedes ver tú mismo fijándote en la horizontalidad de las habitaciones; observación: una casa de madera puede no ser totalmente horizontal y tener una ligera “pendiente”, que no menoscaba en absoluto su integridad constructiva.
4. Estado de las instalaciones. Este aspecto debería ser también tenido en cuenta, si se trata de las instalaciones originales o no.
5. Estado de la instalación eléctrica.

Resumiendo, que la compra de un piso antiguo no supone un riesgo mayor que otro piso. La propiedad sabrá las características del inmueble de forma que pregúntales sin miedo, vas a invertir un dineral en tu futura casa. Infórmate sobre los puntos arriba señalados y si la estructura es de madera, si ha sufrido algún percance de importancia a lo largo de la vida de los elementos que actualmente la compongan. Humedades, insectos, degradaciones por fuegos, cambios de humedades… aunque en Madrid no hay una humedad de importancia que afecte sistemáticamente a la madera.
Este no es un elogio a la madera, aunque lo parezca, pero cualquier estructura, si no está debidamente conservada-es indiferente de qué se componga- se deteriora siempre.
Después de todo esto, si te animas, sé feliz en tu nueva casa, y si necesitas algo, aquí estamos.

(1) Patología y técnicas de intervención en estructuras arquitectónicas 3, pag163. Ed. Munilla-Lería

Ampliar con estructuras diferentes

Posted by admin in Blog, Construcción | 0 Comments

5

ene

2011

Hola al todos y gracias por este espacio para consultas, a lo que vamos, tengo mi vivienda unifamiliar aislada, y la voy a ampliar. Tiene la estructura de hormigon, y la nueva la han diseñado metalica, tengo la disputa con el arquitecto si deben estar unidas o separadas. El me dice qu se pueden juntar con resinas y epoxis…, y la aparejadora me dice que no, que ha visto algun caso y no le gusta, que ponga una junta de dilatación, etc…. El problema es que en la ampliación aumento la superficie del comedor, ocupando obra nueva y antigua a la vez, y si hay que dejar una junta en mitad de la estancia, me va a dar un mal rollo el ver una junta o chapa metálica para tapar la grieta de la junta, pero aventurarnos a juntar las estructuras, y que despues haga algún movimiento tambien me incomoda. por favor si teneis experiencia para este problema que expongo, os agradecería vuestra opinión. Os adjunto algunos planos escaneados para que veais el tema, si teneis alguna duda no dudeis en contactar conmigo, gracias.


¡Hola Maxi!

El tema de las grietas es realmente interesante. Lo primero que nos gustaría decir es que tendríamos que acostumbrarnos a pensar que el suelo es susceptible de poder moverse en cualquier momento a lo largo del tiempo. ¡Que nadie se asuste! No estamos hablando ni de arenas movedizas, ni de terremotos considerables. Estamos hablando de que cuando aplicamos cargas mínimamente importantes en el terreno, es normal que éste experimente asientos aunque sean imperceptibles, hablando incluso de milímetros. Estos asientos no solamente son normales en la construcción, sino que si están debidamente controlados, no tienen porque causar daños, grietas, o patologías importantes. Para que todo el mundo lo pueda entender, podríamos pensar en un barco (exagerando mucho la realidad, claro): éste, concebido como un todo, puede ascender o descender siguiendo un movimiento vertical según el comportamiento del oleaje o las mareas, sin que presente daños estructurales. Y no presenta daños porque se ha movido solidariamente todo el conjunto de la embarcación. Si un edificio se mueve verticalmente debido a asientos, no tiene porque presentar ningún tipo de signos tales como grietas, si lo ha hecho todo su conjunto. Pero, ¿qué pasaría si existieran zonas que experimentan asientos, y otras zonas que no? Los asientos o movimientos diferenciales son aquellos que surgen cuando dos puntos de la construcción no se mueven de idéntica manera. Y son estos movimientos o asientos los que pueden ser más dañinos para los edificios.

Os preguntaréis porque hemos explicado todo este rollo, pero es importante para entender el dilema o problema que plantea Maxi.

El problema, según nuestro criterio, y después de haber estudiado los planos proporcionados, residiría en los posibles asientos o movimientos diferenciales que se podrían generar entre la nueva construcción y el edificio existente. Es natural que cada edificio estructuralmente independiente se comporte como un barco diferente siguiendo el símil planteado. Aunque parezca que sea el mismo edificio, podríamos decir que estructuralmente se comporta más bien como dos edificios adyacentes, como dos barcos también muy juntos que cuando se mueve el agua, experimentan movimientos diferenciales entre sí. Hacer solidarias las dos construcciones, puede llegar a ser difícil. Desconocemos el sistema constructivo y estructural de la edificación existente, y sobre todo, sus cimientos, el estudio geotécnico del terreno, y el contexto general de ubicación de la construcción, datos que nos podrían ayudar si quisiéramos enfocar el problema en hacer que las dos estructuras se comporten lo más solidariamente posible.

Nuestra intuición y experiencia nos dice que si algún día existen movimientos diferenciales entre la vieja y la nueva construcción, muy probablemente acabarán apareciendo grietas en las zonas más débiles, dónde las tensiones suelen ser máximas. Y en este caso es probable que la unión entre la vieja y la nueva edificación acabe siendo una de las zonas débiles del nuevo conjunto edificatorio.

La decisión de concebir una junta de movimiento o no, pasa a ser cuestión de preferencias. Sin duda alguna, asumiendo la ejecución de la junta, se podría decir que nosotros controlamos por donde puede moverse el edificio. Si no nos gusta ver la junta, podemos intentar solidarizar estructuralmente todo lo que podamos las dos construcciones, empezando por los cimientos, aunque sea difícil conseguirlo totalmente según nuestro criterio.

Yo, sin duda, preferiría controlar la junta antes de que me apareciera la grieta (aunque cabe perfectamente la posibilidad de que no aparezca nunca tal grieta). Pero es sencillamente una opinión personal y, como ya hemos comentado, la decisión final será cuestión del criterio de los técnicos que han ideado el proyecto, que sin duda tienen muchos más datos de los que nosotros podemos disponer, y pueden sustentar sus decisiones sobre firmes conocimientos de la realidad del proyecto.

Página 3 de 512345
Tengounprimoarquitecto © 2010. Todos los derechos reservados.